Regálanos un LIKE y se parte de nuestra comunidad en facebook:

Pide mesa tripartita de Educación, liberación de vías en Michoacá

A los maestras y a las maestros michoacanos, y a la sociedad michoacana en general:

Desde hace muchos meses, años ya, les he compartido la historia del problema magisterial en Michoacán, un problema muy añejo, que hemos arrastrado desde hace 30 años.

Se los voy a contar brevemente en 4 sencillos momentos.

Momento uno.
El problema inicia en 1992, en ese año el Gobierno Federal firmó un convenio con todos los estados del país, denominado Programa para la Modernización Educativa, que en los hechos se convirtió en una acuerdo para descentralizar la educación básica y normal hacia los estados, es decir, a partir de ese momento, se les delegaba o se les delegó toda la responsabilidad a las entidades federativas del sistema educativo.

Para el caso de Michoacán, el gobierno federal acordó que ellos se harían cargo, y así quedó establecido en el convenio, del 91 por ciento del gasto que se requería para los servicios educativos del estado, y Michoacán se haría cargo del 9 por ciento restante.

A partir de esa fecha, se agudizaron los conflictos porque el gobierno de la República de ese momento no cumplió con el porcentaje que le correspondía y que se había establecido en el propio convenio.

Al mismo tiempo, se agudizaron los conflictos entre el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Educación (EL SNTE), y su disidencia, conocida como Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (LA CNTE).

Ante esta circunstancia, el gobierno en turno, me refiero al Gobierno de Michoacán, empezó a ceder ante la presión y las demandas estatales y empezaron a crearse plazas y a firmarse minutas con fuertes compromisos de gasto, peticiones, gestiones, sin que el gobierno del estado tuviera la fuente de financiamiento, es decir, dinero para cumplirlas, es decir, sin tener para respaldar y cumplir los compromisos contraídos con este sector del magisterio de Michoacán.

Hasta antes del año, 1992, todas las maestras y los maestros tenían plaza federal, las pagaba el gobierno federal en su conjunto, no había una sola plaza estatal. A partir de la forma de ese convenio inicia el desorden y empieza a crecer de manera exponencial el número de plazas a cargo del Estado sin tener el recurso para crearlas y en consecuencia para pagarlas.

Quienes cedieron a toda esta presión y a todos estos acuerdos tienen nombre y apellido.

Momento dos.
Para el año 2000, el porcentaje acordado inicialmente se había modificado, y el gobierno federal ya sólo aportaba ya el 82 por ciento del convenio, de lo que significa el convenio mientras que el estado ya le tocaba aportar más del 18 por ciento o el 18 por ciento restante.

Para el año 2003, el gobierno del presidente Vicente Fox y la líder sindical Elba Esther Gordillo, lanzaron una nueva iniciativa conocida como acuerdo social para la calidad educativa, que contemplaba, en el papel, muchos beneficios para la educación, incluyendo la participación de otros sectores como la iniciativa privada para el mejoramiento de escuelas y una serie de programas vinculados o que buscaban mejorar la educación del país.

Por diferencias que después se conocieron, entre el presidente y la líder sindical, este acuerdo nunca se cristalizó, nunca se llevó a la práctica, de tal manera que todo permaneció igual, pero mientras eso pasaba el cargo financiero o el incremento de la carga financiera para la creación de plazas estatales seguía en aumento, todo ello, soportado entre comillas porque no se tenía el dinero con cargo al gobierno del estado.

Momento tres.
En el año 2007, el gobierno que encabezaba el presidente Felipe Calderón y otra vez la líder sindical Elba Esther Gordillo lanzaron una nueva iniciativa, un nuevo acuerdo, conocido este como el Acuerdo por la Calidad Educativa, la tomada ACE o la Alianza por la Calidad Educativa. Este acuerdo lo firmaron todos los Estados, señoras y señores, excepto Michoacán.

¿Por qué no firmó Michoacán este nuevo acuerdo con el gobierno federal y el sindicato nacional? Por las presiones que ejerció la CNTE, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación.

Habrá que recordar que la CNTE era la disidencia del SNTE y ese momento, como lo han hecho durante mucho tiempo, con la excepción de ahora, rechazaban su relación con el gobierno federal y también el rechazo y desconocimiento de que la líder Elva Esther Gordillo los representaba a ellos, entonces el conflicto se agudizó.

En este momento, Lázaro Cárdenas Batel, gobernador de Michoacán, se solidarizó con la CNTE y no firmó el convenio, en consecuencia, todo el peso lo asumió, todo el peso financiero, entre plazas y demandas muchas ya conocidas, bonos, programas, etcétera, etcétera todo que quedó a cargo del gobierno de Michoacán porque el gobierno federal ya no mando dinero y no quiso reconocer ninguna de las plazas estatales.

Eso implicó que Michoacán, a partir de entonces no recibió recursos para poder pagar plazas o para ampliar y fortalecer la educación básica en general, y aunado a ello, se acordó que la plazas de las normales, es decir, los que egresarán de las normales se les entregaría una plaza en automático, tendrían garantizada una plaza al culminar sus estudios.

Todo esto se fue acumulando. Como resultado, a partir de este momento, el cargo al gobierno del estado se disparó o el costo para el gobierno del estado se disparó en gastos diversos, en concesiones al magisterio, la mayoría de ellos al margen de la ley, y el número de plazas se desbordó.

Para que tengamos una idea más clara del tamaño del problema, sólo del 2007 al 2014, el número de plazas estatales creció de manera exponencial hasta alcanzar el número de 35 mil plazas con cargo a estado. Repito nuevamente: todo esto sin tener dinero, sin tener una fuente de financiamiento para su pago, en palabras simples, sin tener el dinero para pagarles.

Esto acordado, entre gobierno del estado y los maestros de la Coordinadora o maestros estatales.

Como consecuencia, además de todo esto, a partir del año 2009 y hasta el 2015, el gobierno del estado por problemas financieros dejó de pagar todos los pendientes o compromisos con terceros institucionales y no institucionales, es decir, dejaron de pagar al ISSSTE, IMSS, no pagaron el impuesto sobre la renta, no pagaron a las aseguradoras, entre otros pendientes de pago.

Por eso, desde el año 2009 venimos arrastrando deudas patronales y de todo tipo.

Momento cuarto o cuatro.
En el año 2014 se reformaron la constitución y leyes relacionadas con la educación que pretendían reordenar el sistema educativo nacional. Para ello, se les pidió a los estados una revisión, un cruce entre maestros y maestras que cobraban y que además estaban con responsabilidad frente a grupo, es decir, tenían su centro de trabajo debidamente identificado y estaban identificados en la nómina y también dónde daban sus servicios a la educación.

En ese momento, el gobernador sustituto Salvador Jara Guerrero firmó el nuevo acuerdo sin hacer esta revisión, empate y regularización de la información. Y con esto,dejaron fuera a más de 16 mil maestras y maestros, es decir, quedaron en el limbo, ni reconocidos por el gobierno federal, ni reconocidos por el gobierno del estado.

En ese momento el gobierno del estado, encabezado por Salvador Jara, tenía todas las condiciones para haber regularizado todo, poner en orden, incluyendo dejar con certidumbre el pago de maestras y maestros, pero por omisión o descuido o desconocimiento o conveniencia no lo hicieron. Muchos otros estados con los mismos problemas lo hicieron y resolvieron de fondo está situación. El ejemplo más conocido es Oaxaca, que se pudo haber hecho en Michoacán y no se hizo.

Hago un paréntesis aquí muy importante. No fue hasta el inicio del gobierno que yo encabezo, que hicimos este ejercicio de revisión, ordenamos y regularizamos, a más de 16 mil maestras y maestros y estos maestros fueron reconocidos y dejaron de estar, literalmente, fuera del sistema educativo, volando, es decir, se hubieran quedado en una indefensión total, se hubieran quedado sin plaza y en consecuencia sin su empleo y su pago.

Esta es la historia que me encontré al inicio del gobierno que yo encabezo.

¿Cómo se venía resolviendo el problema de la falta de dinero para pagar entonces ante el déficit que viene arrastrando el estado desde hace muchos años?

Por un lado se hacían gestiones o se han hecho gestiones ante el gobierno federal, que dependiendo de la circunstancias, enviaba cada año dinero a Michoacán una cantidad entre 4 mil, 5 mil 500 millones de pesos adicionales; cosa que sucedía siempre, porque dependía de la circunstancia y del estado de ánimo del presidente en turno o de los funcionarios en turno.

Todo ello, resultado como resultado es que el estado de Michoacán tuvo que sacrificar muchas cosas o ha sacrificado muchas cosas porque al arrastrar un déficit histórico de más de 5 mil 500 millones de pesos solo para pagar la nómina magisterial se tuvo que echar mano de todo, sacrificando todos los recursos para infraestructura, para inversión productiva y otras necesidades de carácter social apremiantes.

Pero peor aún, todas las administraciones anteriores tuvieron que usar recursos de otras fuentes vitales, como por ejemplo el dinero de salud, el dinero de infraestructura, entre otras fuentes, lo que significa en los hechos desvío de recursos públicos.

Como he repetido, no había dinero que alcanzara para el crecimiento de plazas y las demandas del sector magisterial y porque el porcentaje de aportación del estado, que era del 9 por ciento en el convenio del 92 se fue a más del 30 por ciento de aportación estatal.

¿Qué ha sucedido entonces, a partir del año que yo encabezo el gobierno del estado?

Al asumir el gobierno y al encontrarme este desastre, ha sido un esfuerzo y trabajo permanente para ordenar la educación de Michoacán. Esto ha implicado muchas gestiones con el gobierno federal en turno, muchas propuestas, que muchas de ellas evidentemente no prosperaron. Una que debería ser la más sencilla y la más fácil de resolver, es la de incorporar a Michoacán al grupo de los estados que están incluidos en el Fondo Nacional de Compensación Educativa, que solo requiere un agregado a la Ley de Coordinación Fiscal para que Michoacán sea destinatario también de este beneficio, los otros siete estados que están considerados ahí.

Lo que sí logramos en gestiones con la administración anterior, es que no se dejara de apoyar a Michoacán para poder cumplir los compromisos con los maestros de su pago de nómina y poder cerrar cada año, por las condiciones tan adversas.

Hago un paréntesis aquí, no complete en la frase anterior, por qué no solamente se usó dinero de otra fuente para poder cumplir medianamente el pago de los maestros, sino todos tuvieron que recurrir a usar dinero de otras áreas, de otras fuentes y además a contraer deuda para cerrar sus administraciones por el arrastre de un déficit por todo lo que ya he narrado.

Ahora, al inicio de la nueva administración federal en el gobierno en turno, expusimos con toda claridad el problema. De tal suerte que el presidente Andrés Manuel López Obrador, en su gira por Michoacán, dijo en Zacapu, en Uruapan y en Morelia, que se resolvería de fondo el problema educativo de Michoacán, tomando como ejemplo el caso de la Ciudad de México, en donde el gobierno federal se hace cargo del 100 por ciento del gasto total educación básica.

A partir de este anuncio del presidente, iniciamos los trabajos con educación y hacienda para diseñar una solución final o de fondo al conflicto tan añejo. Así después de muchas semanas y meses de negociaciones, llegamos a un acuerdo con las Secretaría de Educación federal y Hacienda, de que el gobierno federal aportará 3,500 millones de pesos anuales, y el gobierno del estado la diferencia para cumplir con el pago puntual de los compromisos con el magisterio.

Hay que decir que hasta el día de hoy, sólo hemos firmado el convenio marco, que se firmó el 23 de enero de este año en curso, pero faltan los lineamientos, faltan los anexos y falta la construcción del vehículo de pago y sus reglas de operación correspondientes, eso tenemos que terminarlo pronto, sino el convenio no tiene patas, no tiene como sustentarse y no tiene los lineamientos, no tiene anexo y no tenemos el instrumento de pago, que puede ser un fideicomiso, que puede ser una subcuenta en tesorería de la federación o puede ser un agregado al hoy FONE, de dónde se paga a los maestros.

Lo que ahora hacemos es que cada quincena firmamos un convenio sencillo, temporal para que no falte el pago correspondiente de las quincenas de los maestros, mismos que se quedan en calidad de recursos extraordinarios, no regularizables, situación que no puede continuar, que tiene que resolverse de inmediato porque eso incluye responsabilidades para la SEP federal y la Secretaría de Educación del Estado.

Para ilustrar más este asunto, en los últimos días, a partir de mi reunión con el secretario de educación, el lunes pasado, el lunes 5 pasado, acordamos reinstalar una mesa tripartita, gobierno federal, gobierno estatal y la representación del magisterio michoacano para conciliar y buscar la manera de resolver los temas pendientes, de los que ya hice referencia, así como las demandas coyunturales de las maestras y los maestros en Michoacán.

A través de esta mesa se están revisando y conciliando los temas qué hay que resolver con el magisterio michoacano, mismos que culminó, en esta primera etapa con la reunión, que tuvieron el día de ayer jueves con la reunión del Presidente de la República y los maestros agrupados en la CNTE.

El resultado del trabajo de la mesa tripartita y luego de la reunión con el presidente se acuerda que, en octubre se liquidarán todos los pendientes relacionados con bonos, reiteró en octubre se deben de resolver todos los pagos pendientes relacionados con bonos.

Asimismo, se autoriza para que inicien los trabajos y se publique la convocatoria para iniciar la quinceava etapa de la jubilación con estímulos. Debo de precisar que, de acuerdo con los análisis ya realizados, hay alrededor de 10 mil maestras y maestros, trabajadores  de la educación que pueden ser beneficiaros de este estímulo, porque ya cumplieron con el tiempo de trabajo, tiempo de servicio o porque padecen algún mal o porque el riesgo de trabajo en el periodo de epidemia así recomiende.

Con esto se tendrán plazas para atender la demanda de los egresados de las normales, sin generar mayores compromisos que impliquen más recursos económicos que no hay. Asimismo, acordamos revisar juntos revisar la situación financiera tan compleja para el cierre de año.

Y vamos a seguir trabajando en la mesa tripartita para poder terminar con los asuntos pendientes que ya he referido, relacionados con, concluir los lineamientos, la firma de los anexos, y definir la forma o vehículo de pago, para que no tengamos  esta situación tan crítica, debo de reconocer y decir que muchos de estos asuntos se han retrasado porque estamos en una severa crisis sanitaria.

Pero debo decirles una cosa más, es importante tener estos documentos, los lineamientos, anexos y el vehículo de pago para no suceda lo que hasta ahora sigue sucediendo.

A los maestros que se le paga a través de las plataformas del FONE, se les paga uno o 2 0 3 días previos a la quincena, bajo el esquema que estamos implementado para pagar las quincenas lo más que podemos hacer es pagarles el mero día, y entonces muchas maestras y maestros se siguen sintiendo maltratados, discriminados por un trato diferenciado a un teniendo las mismas características o clave de trabajo.

Finalmente debo de agradecer la sensibilidad del Secretario Esteban Moctezuma, secretario de Educación federal; el compromiso del secretario de Hacienda para atender este acuerdo, así como el seguimiento puntual que ha dado el contador Oscar Flores, administrador Oficial Mayor de SEP, y desde luego, reconozco y agradezco la sensibilidad y voluntad del presidente Andrés Manuel López Obrador, para ayudar a resolver este añejo problema con el magisterio michoacano y con ello sin duda a garantizar la educación de la niñas y los niños de Michoacán.

Por último, hago un llamado respetuoso, pero enérgico, a los grupos inconformes que han estado abanderando estas demandas, y que mantienen bloqueadas las vías del tren, para que las liberen de inmediato. Este llamado lo hago como parte de la mesa tripartita, donde estamos el gobierno federal, el gobierno del estado y está la representación del magisterio, y en virtud de que las demandas han sido atendidas y están resolviéndose, están en curso de resolverse.

Por lo tanto, no hay razón ni justificación para mantener estas medidas de presión y de chantaje aprovechando una demanda legítima de las maestras y maestros, que en los hechos más bien refleja una motivación que en el fondo traen un interés personal, mezquino, mezclado con intereses político-electorales.

La sociedad michoacana y la sociedad mexicana está cansada de estos métodos de presión y de chantaje por todo el daño que le generan a México y le generan a Michoacán, peor aún, en tiempos tan difíciles y complicados, en medio de esta crisis severa en salud, en medio de una crisis de verdad severa económica, estas acciones no tiene cabida. Máxime cuando se están atendiendo y se están resolviendo.

Porque como ya les dije y repito las demandas ya están o las demandas referidas o las demandas que hemos repetido ya están atendidas y están resolviéndose. No hay razón para seguir en el bloqueo de las vías del tren o de las carreteras.

Muchísimas gracias.

Valora este artículo
(0 votos)
Comparte
Arisdahi Romero

En octubre del 2013 en los micrófonos de la pura ley 93.9FM inicio dentro del proyecto radiofónico la pura ley, como reportero de calle. En cuestión de meses formo parte del equipo de conductores del noticiero "Así es la noticia" donde también ejerció la labor de reportero para la frecuencia 93.9FM y el resto de la cadena de radio MRM en su noticiario estatal "así es la noticia en Michoacán" con cobertura mayor a 9 estaciones de radio.

Escribió para algunos diarios de la localidad como "timonel" y "la noticia" posterior a ello en 2017 inicio a laborar a cargo del proyecto de noticiero biestatal de la costa grande de Guerrero y la costa sierra Michoacana con el grupo Radiorama en la 98.7FM concluyendo transición en enero del 2017

En 2017 formo parte de los corresponsales independientes que atendió la cobertura total del siniestro ocurrido por el sismo del 19 de septiembre del 2017 en la ciudad de México, para diversos medios en la República, en Morelia con 90 grados; en radio tormenta, para Candela en la capital michoacana. En la costa grande de guerrero para radio Beat.

En el 2019 formo parte del proyecto "el Jolgorio" de la 93.9FM Radio Centro, espacio de crítica análisis y entrevistas con los expertos sobre diversos temas.

Desde el 2019 es enlace estatal de la AC periodistas Desplazados y Agredidos de México.

Copyright 2020 LZC.mx , Derechos Reservados | Sitio desarrollado por Oasis Agencia www.oasisagencia.com